El dólar sigue perdiendo por causa de las políticas del Fed y las polémicas declaraciones de Donald Trump

The dollar keeps dropping due to the Fed policy and Donald Trump’s comments

El dólar estadounidense ha seguido sumando pérdidas esta semana frente al euro y la libra británica para terminar en sus niveles más bajos registrados en los ltimos dos años. Por ahora no están a la vista ningunos signos que indiquen que la moneda estadounidense pueda experimentar un giro relevante.

Mientras que a finales de marzo el dólar cotizaba muy próximo a 0,9 frente a la libra británica, hoy en día la divisa estadounidense equivale a tan sólo tres cuartas partes de la británica. El dólar sigue acumulando pérdidas también frente a la moneda común europea. Entre marzo y abril faltaba poco para que el euro se debilitara hasta caer a la paridad con el dólar. Sin embargo, en la actualidad un dólar cotiza a tan sólo 0,84 euros.

Las dos divisas europeas se ven favorecidas por las declaraciones del Mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, relacionadas con el posible aplazamiento de las elecciones presidenciales de noviembre a causa de la emergencia del coronavirus. El presidente Trump ha criticado severamente la idea de que una parte importante de electores pueda recurrir al voto por correo para protegerse contra la posibilidad de contagio. El mandatario republicano ha justificado que celebrar las elecciones a distancia las convertiría en las más inexactas y fraudulentas de la historia. La votación, según Trump, debería celebrarse „hasta que la gente pueda hacerlo de forma correcta y segura“. 

Otro factor de la depreciación del dólar es la confirmación de la política del Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos en forma de las tasas de interés cero y la flexibilización cuantitativa. Tampoco los datos procedentes del mercado laboral estadounidense son muy alentadores. Ha vuelto a crecer la cantidad de nuevas solicitudes de subsidio en paro: en la semana que terminó el día 11 de julio, cerca de 30,2 millones de ciudadanos recibían este tipo de subsidio del Estado. Según algunos analistas, podría ser un signo de que la recuperación de la economía estadounidense „ha aflojado“ su ritmo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here